Las férulas de descarga son uno de los tráficos de bruxismo más efectivos, es decir, para evitar los tratamientos de frotamiento y apretamiento. El propósito principal es evitar que los dientes superiores no entren en contacto con los inferiores. Evitando el posible desgaste. También permite la relajación de los músculos y evita la posición incorrecta de la mandíbula.

Actualmente hay varios tipos de férulas de descarga, las cuales son útiles para la resolución de diferentes problemas: bruxismo, posición de los dientes, entre otros (ferula de descarga precio). Pero es importante señalar que de acuerdo a los especialistas no todas las férulas son iguales. Las férulas de descarga, también conocidas como protecciones dentales, son dispositivos que se colocan en la boca del paciente para protegerlos de lesiones o para realizar un tratamiento.

Usos e higiene de la férula de descarga

En algunos casos las férulas suelen tener un tamaño estándar y en otros son diseñados a la medida; lo cual siempre dependerá de la función que vaya a dársele a la férula. A continuación le damos una pequeña explicación sus diferentes usos:

  • Alineación de los dientes: Este viene siendo el uso “estrella” de las férulas, pues es la ortodoncia invisible. Su ventaja es que la misma es prácticamente imperceptible para las otras personas, por lo cual cada día es el tratamiento más solicitado por los pacientes.

  • Blanqueamiento de dientes: Este uso es el menos conocido y consiste en llevar férulas que blanquean los dientes de una forma más cómoda y rápida, necesitando un seguimiento profesional frecuente.

  • Bruxismo: Estas son las férulas que evitan la mala mordida y descargan la tensión que por lo general se viene acumulando al morder, evitando de esta manera la presión que ocasiona el bruxismo, que es una costumbre que regularmente suele ser inconsciente durante las noches de sueño.

  • Protección para la boca: Como es sabido, hay deportes de contacto que pueden llegar a provocar golpes y traumatismos en los dientes, es entonces cuando los dentistas recomiendan en uso de estas férulas para así evitar ese tipo de lesiones.

No importa los motivos por los cuales de una férula dental esta debe ser mantenida limpia, debiendo realizar su limpieza con un pequeño cepillo que le permita llegar a todos los recovecos de la misma, y en la medida de las posibilidades que el mismo sea de cerdas suaves.

Para lograr una limpieza correcta de la férula, la misma se debe hacer con movimientos circulares y ligeros, aunque se pueden adaptar en función del grosor que tenga la férula. Y mientras se va realizando dicho cepillado, lo mejor es mantenerla colocada bajo el grifo del agua para que de esta manera vaya cayendo la suciedad que se va arrancando.

Una vez colocada, es recomendable que se limpie la parte de afuera, y para ello lo mejor que se puede hacer es cepillarla como esta fuera la propia dentadura, lo que permitirá un extra de estabilidad y ayudará a alargar su vida.